Bocaranda y sus “runrunes”, uno de los informantes estrellas de la embajada de EEUU

13 septiembre, 2011

Actualidad



______________________________________________________________________________________

En la nueva tanda de cables filtrados de WikiLeaks empiezan surgir nombres, algunos causando sorpresas y otros no tanto. Este último es el caso del periodista Nelson Bocaranda, quien aparece citado en unos cuantos cables de Wikileaks como uno de los informantes o “sapos” para el servicio de EEUU.

Bocaranda, según se desprende de los cables, es un recurrente “colaborador” de la embajada norteamericana en Caracas, al suministrar a funcionarios de la embajada gringa información política, de “inteligencia” y de seguridad y defensa de la nación venezolana.

Hasta ahora no se conoce si el periodista “presta” sus servicios como informante para el Departamento de Estado Norteamericano de forma paga, o por el contrario lo hace por “voluntad”.

Lo peor no es el sentido y comportamiento apátrida del periodista, sino que suministra “información” a la embajada norteamericana sin fuente alguna, información basada meramente en “runrunes” y prestándose de forma mal sana en menosprecio de su propia nación.

También queda en evidencia la irresponsabilidad de la diplomacia de Washington, al tomar como fuente en varias ocasiones para el manejo de su información la columna de chismes y runrunes de Nelson Bocaranda.

A continuación uno de los cables de Wikileaks en el cual aparece el nombre de Nelson Bocaranda como uno de los informantes de la Embajada de EEUU en Caracas:

Fecha del 20 de Noviembre de 2009 y fue publicado por Wikileaks hace unos días.
http://wikileaks.org/cable/2009/11/09CARACAS1485

 

fuente: http://redpres.forolatin.com/t1710-wikileaks-nelson-bocaranda-fuente-informante-para-eeuu

No hay comentarios aún



Escriba su comentario, queja o solicitud


8 − 2 =

Normas para comentar Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Informe Online no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.