Fusil de contrainteligencia que implanta microchip a distancia de hasta 400 metros

Este fusil, fabricado por la empresa Empire North, es uno de los medios más modernos utilizado por la contrainteligencia de varios países para el seguimiento de personas.

El fusil cuenta con una mirilla telescópica a la que está acoplada una cámara fotográfica con teleobjetivo. Para impulsar el “microchip” el fusil utiliza gas, lo que evita el ruido del disparo. Tiene un deflector en el cañón para que no se pueda detectar el lugar desde donde se accionó. Es un arma ligera, fácil de transportar para lo que cuenta con un estuche que llama poco la atención, parecido al de un instrumento musical.

Es capaz de implantar un “microchip” a la distancia de 400 metros. La persona que recibe el “microchip” sentirá una sensación como la picada de un mosquito.

El artefacto introducido en el cuerpo de la persona no causa alergia o enfermedad  alguna, el cuerpo lo asimila perfectamente.

El “microchip” diseñado para utilizar con este fusil cuenta con medios de comunicación modernos, fruto de la nanotecnología. Envía una señal que es captada por GPS, cuenta con un código que es lo que transmite, posee su antena y una batería que le permite trabajar por cinco años.

Aquí se muestra el “microchip” en una escala muchísimo mayor que su tamaño real, que es similar a la punta de una aguja. http://lapupilainsomne.wordpress.com/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recuerda colocar tu nombre o apodo al final del comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.